Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.

Cuesta creer que esa personita de la foto,  soy yo. De hecho, no lo soy. Las células, órganos y tejidos de ese entonces dejaron ya de existir. Se renovaron. Tengo cada tanto otro cuerpo físico. Tantos como años.

Mi mente siempre ha estado allí acechando.  A través de su filtro, impredecible, me auto percibo e interactúo con el mundo exterior. Desde sus proyecciones se recrean mis memorias y emociones del pasado, del futuro y de presentes no tan presentes.

En mi presente,  Soy. Me permito SER.

 

niña interior

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s